Reflexión
August 15

Lo único que necesitas es una semilla.

Semillas en las manos

No necesitas mucho para lograr grandes cosas. Lo único que necesitas es una semilla. La semilla que siembres hoy será el árbol del mañana, ese que te dará los frutos deseados. Todo comienza con una simple semilla. Si, esa semilla sencilla y pequeña, pero que encierra tan gran potencial para lograr tantas cosas.

Comienza hoy con pasos pequeños en aquellas metas o sueños que tengas y persiste en ello cada día. Esas acciones sencillas (esas semillas) poco a poco producirán resultados. Aquello que nos toma tiempo requiere nuestra persistencia y dedicación. Es como el agricultor, no solo siembra la semilla, sino que vela y cuida su crecimiento. Al final, lo que originalmente parece una semilla «insignificante» se convertirá en un gran árbol. Uno que proveerá sombra, abrigo y fruto no solo para ti, sino también para los demás.

Todos tenemos la capacidad de fructificar, el asunto está en que tomemos nuestras semillas y las sembremos. Nunca habrá fruto, si primero no hay una semilla y alguien dispuesto a sembrar.

Hoy siembra en ti, siembra en los demás, siembra en tus sueños y metas, siembra en tu hogar, en tu matrimonio una semilla. Riégala todos los días y permite que llegue a dar fruto.

Únete a la Conversación dejando tus comentarios abajo.